¿Por qué soy infeliz? - En Vivo Associates

La Infelicidad - En Vivo Associates

La infelicidad es un sentimiento que se apodera de nuestro cuerpo y nuestra mente impidiéndonos sentir satisfacción. Momentos de angustia, estrés, ansiedad; así como, sensación de pesadez, sueño permanente o insomnio, indiferencia e irascibilidad son algunas de las características de nuestro estado de ánimo y nuestra conducta cuando estamos siendo infelices.

Cuando se es infeliz se sabe de manera inmediata, pero es muy difícil identificar las verdaderas causas de la infelicidad. De alguna manera nos habituamos actuar de manera que prolongamos ese estado de infelicidad pero, ¿cómo ocurre esto?
Una persona infeliz pensará siempre en el futuro y renunciará a la felicidad inmediata. Y te preguntarás ¿cuál felicidad inmediata si no la tengo? La respuesta es simple, no la tienes porque estás esperando que algo pase para poder ser feliz. Si al preguntarte ¿cuándo seré feliz? Tu respuesta inicia con la palabra cuando, es porque estás colocando tú felicidad en algo que está fuera de ti, sobre lo que no tienes control y que además es evidente que no está en el presente.

En esta misma dinámica, las personas infelices suelen invertir mucho de su tiempo en la consecución de ese objeto, situación o persona a la que le atribuyen la capacidad de generar felicidad. Por ejemplo, a la consecución de una pareja.
La victimización y la autocompasión son hábitos que conducen a las personas a tener sentimientos de desamparo, por lo que son disparadores de la infelicidad; como también lo es el pesimismo.

Pasar el tiempo afirmando que todo va a salir mal, que las cosas no tienen solución y que lo que ocurre a nuestro alrededor es siempre en detrimento propio, impide el desarrollo de habilidades para mejorar.

Es importante comprender que el motor que conduce a la felicidad es muy personal, por lo que no es posible que ninguna persona nos la aporte; por ello debemos ser responsables de nuestras acciones. De esta manera podremos saber que los errores y los tropiezos ocurren, pero que debemos continuar adelante. Lo contrario implica cerrar los ojos e imponer sobre causas irreales el motivo de nuestros problemas, sintiéndonos condenados.

Aunque este panorama parezca desalentador, es posible mejorar si realizamos pequeños cambios en nuestros hábitos de vida. Esto puede resultar sumamente doloroso, pues a veces corresponde cambiar costumbres muy arraigadas, sin embargo, con un poco de constancia es posible lograrlo.

¿Cómo comienzo a ser feliz?

Comenzar a ser feliz es asunto de disposición, el primer paso es el más difícil pero una vez que se ha dado hay que mantenerse firmes y constantes; consiste en dar gracias.

El camino a la felicidad inicia agradeciendo diariamente por las cosas buenas que ocurren en nuestras vidas, reconociendo que no somos víctimas de una confabulación misteriosa que nos niega la felicidad; sino que a pesar de las vicisitudes ocurren cosas buenas en nuestras vidas.

Una vez que tu mente identifica las cosas buenas y agradeces por ellas comienzas a dejar de lado los pensamientos oscuros y pesimistas, pasando del dolor a la alegría.

Puedo recomendarte seis pasos más a seguir para ser feliz si presionas
aquí.